VPN de pago vs VPN gratis. Mucho mejor las VPN de pago

Usar una VPN gratuita puede ser lo primero que piense alguien que tenga poco presupuesto, pero si puedes gastar unos pocos euros al mes para poder estar tranquilo mientras usas internet, mientras navegas o utilizas cualquier aplicación de mensajería, etc, que requiera de internet, es totalmente recomendable utilizar un VPN de pago, hay opciones muy económicas y totalmente confiables. Con opciones de pago mensuales, anuales, bianuales, etc, cuanto más tiempo contratemos más barato nos sale. Y siempre podemos probar un mes o hacer uso de las pruebas gratuitas o con devolución del dinero garantizada, si algo no convence al comprador.

Para quien tiene un presupuesto bajo, puede que tienda a pensar en la opción de usar un VPN gratuito. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los VPN gratuitos no son seguros y que a menudo venden tus datos a terceros. Esto significa que tu información personal y tu actividad en línea pueden estar en riesgo. En lugar de confiar en una VPN gratuita, es mejor invertir en una VPN de pago que garantice la protección de tus datos y mantenga tu privacidad intacta. Aunque pueda parecer un gasto adicional, la tranquilidad y la seguridad que proporciona una VPN de calidad vale la pena. No arriesgues tu privacidad utilizando una VPN gratuita e insegura. Elige una opción confiable que te brinde la protección que necesitas.

Muchas VPN gratuitas tienen incluso concertadas las empresas afiliadas o asociadas a las que les venden tus datos personales si las utilizas. Ya sea para inundarte con publicidad, o ya sea para informar incluso a instituciones sobre tus hábitos de navegación.

Además, hay otras razones por las cuales es preferible utilizar un VPN de pago en lugar de optar por una versión gratuita. En primer lugar, los VPN de pago, ofrecen siempre que se elija un VPN de buena calidad contrastada, una mayor seguridad y privacidad en comparación con los servicios gratuitos. Además, las versiones de pago suelen contar con un mayor número de servidores disponibles. Lo que garantiza una conexión más rápida y estable. Otro factor a tener en cuenta es la calidad del servicio al cliente. Ya que los VPN de pago suelen ofrecer un soporte técnico más eficiente y personalizado. Por último, los VPN de pago suelen ofrecer funciones adicionales. Como el Kill Switch Internet, la opción de desconectar por completo el tráfico de internet en caso de que se desconecte el VPN, además del bloqueo de anuncios o la protección contra malware, que pueden resultar muy útiles para una experiencia de navegación más segura y fluida. En resumen, es recomendable invertir en una versión de pago para obtener una buena calidad y tranquilidad.

Para que os hagáis una idea por ejemplo los siguientes VPN gratuitos admiten en su política de privacidad vender tus datos a terceros si lo utilizas, vender tu email, etc

Y como estos hay muchos más, aunque estos 9 ejemplos son algunos de los más claros en cuanto a que ellos mismos reconocen que van a vender tus datos personales si los utilizas.